EN ES

Blog

Los Afrodescendientes somos parte importante en el desarrollo de nuestro país

Me gusta esta publicación

7

A lo largo de la historia, con respecto a los negros y sus descendientes popularmente llamados Afrodescendientes, podemos evidenciar como han tenido que pasar por actos de tortura, desigualdad y rechazo, uno tras otro, incluso en la actualidad aún sucede esto.

Un claro ejemplo de esta desigualdad social, que tanto atropella a esta etnia, es el conocido caso de la falta de inclusión social. Tanto aqueja esta problemática a esta comunidad que se da en diversas situaciones y ámbitos, como pueden ser, económicos (falta de empleo, salario indigno, menos oportunidades laborales), social (racismo, bullying, denigración por su tono de piel y lugar del que provengan etc.) entre otros.

Principalmente, quiero resaltar un problema, que puede ser en un futuro la causa de peores situaciones que pueden aquejarnos como Afrodescendientes y es el ya conocido, aunque olvidado caso, de la falta de oportunidades educativas, que afecta desde los más pequeños, es decir, infantes de primaria, hasta los mayores, universitarios.

Escribo esta lineas tomando una postura de desacuerdo, con respecto a todas las “oportunidades” que nos ofrece el estado, perteneciendo a esta comunidad y aún estando en proceso de formación, debido a que realmente nos han estado llenando la boca con aperitivos y diciéndonos que todos podemos conseguir una parte de estas oportunidades que nos ofrecen, teniendo siempre que luchar entre nosotros mismos, para que solo un 10% consiga un puesto en una universidad, que aún así nunca es seguro.

Ahora bien, ¿por qué decimos todo esto? ¿Y por qué a pesar de que nos brindan soluciones, en realidad nunca vemos una manera en que todos podamos sacar provecho de estas? siendo la misma comunidad la que en realidad ha contribuido a nuestro propio progreso, como etnia Afrodescendiente a la que pertenecemos.

Es preocupante la cantidad de casos de mujeres y hombres que a duras penas y esfuerzos, logran superar la etapa básica de educación y llegar a secundaria, o peor, logran obtener un título universitario. Esto ocasionado por factores , como la pobreza, la cual es la principal causante de la falta de oportunidades educativas y que afecta a la gran mayoría de jóvenes en el país.

No obstante este panorama, tenemos que no todo es malo, y que a pesar de que nos hacen falta muchas cosas en nuestra educación, han sido muchas las acciones de nuestra comunidad por tratar de lograr una disminución en esta brecha educacional.

A pesar de que se nos han abierto nuevas oportunidades salariales, sociales, económicas etc, aún queda un gran problema por solucionar en el ámbito educativo previo a la universidad, y es que, aunque se tenga acceso a una educación “digna” siendo estudiante de bachillerato, en muchas ocasiones no se nos brindan las herramientas necesarias para enfrentar una sociedad aún llena de estereotipos sobre nuestras comunidades, racismo, y en la cual nos miran con desprecio solo por ser “¡negros!”. Nos siguen encasillando y encerrándonos, provocando que algunos abandonen sus sueños y metas por miedo a enfrentar la soberbia y orgullo de otros.

Por todo lo que hemos logrado evidenciar, a pesar de que el gobierno ha hecho “intentos” por conseguir incluirnos dentro de la sociedad, bien sea incorporándonos dentro de sus grupos políticos y dándonos papeles de mayor relevancia e importancia, para poder lograr un cambio frente a todos estos problemas que nos aquejan tanto, sigue sin ser suficiente.

¡NECESITAMOS MÁS! Esto no lo decimos de manera egoísta, ni victimizándonos más, si no buscando ser escuchados, lograr que las personas tomen conciencia de que aquí estamos, aún existimos y que la esclavitud no es cosa ya solo de “los años 1600 cuando el tirano mandó”, si no que aún existe y ahora envuelta en desprecio y exclusión social, solo por nuestro color de piel, nuestro cabello y forma de hablar.
Sin más que agregar, solo quiero concientizar que si somos parte importante en el desarrollo de nuestro país, no somos solo caracterizados por un tono de piel y manera de hablar, y si estamos dispuesto a aceptar el cambio porque lo necesitamos, no más excusas por parte del gobierno, no más exclusión por parte de nuestros compatriotas colombianos y más libertad de expresión para todos nosotros.